Zahara de la Sierra

Zahara de la Sierra es un pequeño pueblo de la más bella serranía de Cádiz situado entre montañas de la Sierra del Jaral, que pertenece al Parque Natural Sierra de Grazalema, y junto al embalse de El Gastor, desde cuyo puente puede admirarse en todo su esplendor.

Su castillo al-andalus levantado sobre la roca del cerro corona y vigila el caserío blanco en el que descubrimos las Iglesias y Ermitas Barrocas, con menos de 2.000 habitantes Zahara de la Sierra forma parte de la ruta de los pueblos blancos y en 1983 fue declarado Conjunto Histórico- Artístico.

El pueblo de Zahara de la Sierra es un pequeño conjunto de casas blancas a 500 metros de altitud que descubriremos recorriendo sus calles de distintivo toque andaluz. En el corazón de la Plaza Mayor de Zahara se alza la Iglesia de Santa María de Mesa, construida en el Siglo XVIII, la mayor iglesia del pueblo posee una fachada barroca, un cimborrio cubierto por tejas vidriadas y un gran campanario. En su interior destaca el retablo mayor en el que se han tallado a San Judas y a San Simón, ambos patronos de Zahara de la Sierra.

Iglesia y plaza Zahara de la Sierra

En los alrededores de la plaza encontramos la Ermita de San Juán de Letrán, un templo neobarroco del Siglo XX que se construyó en 1958 sobre una mezquita anterior. Junto a esta Ermita se situa la Torre del Reloj del Siglo VXI que era el campanario de la antigua ermita, a principios de siglo se le instaló el reloj para informar a los vecinos de la hora, dotándose de su actual nombre.

El Castillo árabe de Zahara de la Sierra  fue construido antes de que al-andalus fuera reducido al reino nazarí de Granada para defender a Al- Ahmar y sus herederos desde el Siglo XIII. Situado sobre el cerro mantiene una atalaya fronteriza con la gran torre del homenaje, aunque ha tenido que ser restaurado y fortalecido. Desde este castillo y sus alrededores se divisa el embalse de El Gastor a los pies de la Sierra de Grazalema.

Zahara de la Sierra posee varias fuentes repartidas por sus calles, varios molinos que producen aceite ecológico y un antiguo lavadero municipal junto a la fuente “La Higuera”.Su cementerio también es digno de admirar por su singularidad, ya que se encuentra en la roca de las murallas del castillo donde aún se conservan varios lienzos.

Gracias a su privilegiado enclave en este pueblo se puede realizar de turismo rural y de aventura, ya que disponen de paseos por las rutas senderistas de la montaña, paseos por el río Bocaleones, kayak en el embalse de Zahara,etc. También pueden descubrir la Garganta Verde, un espectacular cañón que se encuenta a 5 kilómetros del lugar, o visitar las ruinas de la primitiva Iglesia de Santa María de Mesa que era antiguamente una mezquita.

1 Comentario

Dejar respuesta