Tapear en Granada es motivo más que suficiente para visitar la ciudad nazarí. El buen comer y su variada y económica gastronomía permiten que las tapas y la comida sean motivos de visita obligada. ¿Quién no ha oído hablar de las famosas tapas de la ciudad granadina? ¿Quién no ha escuchado alguna vez lo barato y bueno que se puede llegar a comer en esta ciudad andaluza?

Hoy, nos adentramos con el turismo en Granada, descubriendo dónde comer… y tapear, por supuesto. Ahora que se acerca el buen tiempo, ¿no apetece tomar unas tapas como las de esta fotografía? ¿Y si todo lo que hubiese en la mesa cuesta cuatro euros? ¡No te lo pierdas! 

Tapas en Granada,  buena comida para todos los bolsillos

Está claro que las tapas de la ciudad andaluza son muy famosas. Podemos encontrar cientos de tapas diferentes, según el barrio donde estemos y por supuesto, según la especialidad del bar o del lugar donde vayamos a comer. La característica que suelen tener todas en común es incluir la bebida en el precio, ya sea refresco, agua o cerveza. Y por lo general, suelen lo suficientemente grandes como para que con dos raciones, acabes lleno. Suena tan bien como es realmente, y es que aquí no hay engaño.

Las tapas son recomendadas tanto si vas con amigos, en pareja, o con la familia. Algunos bares se adaptan a grupos numerosos incluyendo mesas de grandes dimensiones, mientras que otros se especializan en pequeños grupos aportando mesas y rincones donde puedas sentarte a comer y practicar el tapeo granadino. Olvídate del servicio de un restaurante… aquí se premia la filosofía del tapeo granadino. Es otra historia… ¡y qué bien sabe!

Ahora viene la pregunta, ¿dónde tapear en Granada? Toda la ciudad en sí es perfecta para ello, pero destacan los barrios de La Chana, los rincones de la Plaza de Toros y por supuesto, el barrio -más bien calle- Pedro Antonio de Alarcón. Échale un vistazo a este mapa:


Ver mapa más grande

En esta ruta a pie queda palpable cada uno de los tres puntos imprescindibles para el tapeo en Granada. El primero de ellos se sitúa en la Avenida Andalucía, entrada al barrio de La Chana. El segundo punto se sitúa en el entorno de la plaza de toros, con numerosos rincones de tapeo. Camino al último de los tres puntos llegamos a la calle Pedro Antonio de Alarcón, una larga vía que para muchos es un barrio, y que cuenta no sólo en la misma calle con decenas de bares para tapear y de comida rápida, sino en todos sus alrededores.

Mencionamos que además de estas tres barriadas de Granada, existen multitud de sitios más donde poder degustar las tapas granadinas. Sírvete de estas recomendaciones como una pequeña guía… pero aún con mucho que descubrir. No olvides la zona alta de Recogidas, Paseo de los Tristes… ¡consejo!

Restaurantes en Granada

Claro que, después de todo, comer en la ciudad granadina es mucho más que tapeo y comida rápida entre amigos. La restauración abarca también un importante aspecto en esta ciudad, incluyendo por supuesto restaurantes para todo el mundo y otros mucho más exclusivos y de una exquisitez inconmensurable.

Los restaurantes en Granada aparecen en todo tipo de lugares, tanto en las zonas de tapeo que mencionamos anteriormente, como en los enclaves más urbanos, como puede ser Recogidas, la Avenida Constitución y por supuesto, Gran Vía. En el barrio del Zaidín también se puede degustar un muy buen servicio de restauración, con zonas tan bonitas como el Paseo de la Bomba.

Haciendo hincapié en el Albaicín de Granada, la magia se apodera de esta zona urbana ya que puedes encontrar bares y restaurantes realmente sorprendentes en sus pequeñas callejuelas y miradores. Magia andaluza, ¿qué más podíamos pedir?

En definitiva, el turismo en Granada es una excelente oportunidad para degustar la filosofía de las tapas y del buen comer. Combinar estos consejos con un buen alojamiento barato en Granada, puede dar como resultado una visita turística muy, muy económica.

1 Comentario

Dejar respuesta