Andalucía es una Comunidad Autónoma que enamora a todos los que vienen a ella, ya sea por su clima, por su gente o por su gastronomía, y es que, como hemos comentado en varias ocasiones, Andalucía tiene mucho que ofrece al resto del mundo.

Es por eso por lo que hoy vamos a conocer uno de los platos más típicos de Granada, la tortilla de Sacromonte, un plato típico del barrio que lleva el mismo nombre.

Según cuentan, este plato lo hacían los gitanos granadinos hace muchos años y lo vendían en sus bares, de ahí la tradición de comerse un trozo de esta tortilla como tapita, que ya sabéis que Granada es famosa por sus tapas. Así que, sin más, vamos a conocer esta receta para que podáis prepararla para los vuestros.

Ingredientes para 4 comensales:

– 6 huevos
– 150 grs. criadillas de cordero
– 100 grs. sesos de cordero
– 1 hoja de laurel
– 1 hueso del tuétano de ternera
– 1 vasito de vino blanco
– 1 cucharón de aceite de oliva
– Sal

Preparación del plato:

Lo primero que haremos será limpiar las criadillas y los sesos. Luego los escaldaremos y, finalmente, los terminaremos de limpiar. Es importante que estén bien limpios, ya que sino puede darle un gusto un poco fuerte a la tortilla, lo que significa que, finalmente, no se come.

Seguidamente, ponemos a hervir en un cazo el vino, las hojas de laurel y la sal. Cuando hiervan, echaremos los sesos y las criadillas y lo dejamos durante, al menos, cinco minutos. Sacamos del agua los sesos y las criadillas y lo reservamos.

En este momento, quizá, tenemos el paso más difícil del plato, según lo cocinillas que seáis, y es que vamos a conseguir el tuétano del hueso de ternera. Tendremos que poner a hervir un cazo con agua y sal, junto al hueso de ternera,  y una vez esté hervido lo sacaremos y reservaremos, ahí tendremos el tuétano de ternera. Cuando ya esté todo frío, cortaremos a daditos los sesos y las criadillas para poder añadirlos mejor a la mezcla.

Empezamos a batir los huevos y a mezclarlos con la carne. Finalmente lo ponemos en el fuego y esperamos que se cuaje.

Como veis es una receta muy sencilla y muy típica de Granada, así que os aconsejo que la probéis, seguro que os encanta a toda la familia.

Dejar respuesta