La cultura siempre ha sido, y será, muy importante, y en Andalucía no nos falta, y es que la cultura de un pueblo demuestra el interés humano que tiene. Es por eso por lo que hoy vamos a conocer un teatro andaluz.

Se trata del Teatro Apolo, que es el único teatro que queda en pie en la capital andaluza de Almería, y es que, según parece, el teatro corre cada vez más peligro, ya que son pocos los que se acercan a él para conocerlo, en general, y para ver representaciones teatrales, y esto es algo que no debemos permitir, ya que, como hemos comentado, el teatro es una forma de conocer la cultura del mundo entero.

Este teatro, el Teatro Apolo, se encuentra en Almería y data de finales del siglo XIX, siendo el único que ha sobrevivido entre todos los que existían en aquella época como, por ejemplo, el teatro Calderón, el teatro Principal o el teatro Trianón. En realidad, no se conoce la fecha exacta de la construcción de este teatro, pero se especula que fue en el año 1881, o cercano a este año, cuando se levantó el Teatro Apolo, que se encuentra en la calle Juan Lirola y rambla Obispo Orberá.

La construcción de este teatro tan especial la realizó una de las asociaciones recreativas de la época del siglo XIX, la Sociedad de los Veinte. Los planos del teatro se le han atribuido a Trinidad Cuartara, que fue, en esa época, el arquitecto municipal, por lo cual es bastante probable que fuese el arquitecto verdadero.

La primera representación fue en el año 1882 a cargo de la compañía de Rafael Calvo, de ahí a que se date 1881 como la fecha de creación del teatro.

Como en todos los edificios de épocas pasadas, solo se conserva la fachada, es decir, que la construcción interna de este teatro se ha visto modificada, ya que tuvieron que reformarlo. La entrada se encuentra en la fachada que se conserva, que está formada por tres arcos de medio punto abocinados y, sobre estos arcos, encontramos un ático con óculos, que son ventanas con forma circular, como podéis ver en la imagen, de clave resaltada y pilastras, una verdadera obra de arte vaya. Finalmente, nos encontramos dos ventanas con el frontón triangular a los lados y, en el centro, un óculo.

Como estábamos diciendo, este teatro ha sido remodelado interiormente, y esta remodelación la llevo a cabo el arquitecto Ángel Jaramillo, entre 1986 y 1991. En la actualidad, el Teatro Apolo está bajo la titularidad del Ayuntamiento de Andalucía.

Dejar respuesta