Pionono Santa Fe

Los piononos son unos dulces pequeñitos muy típicos de la provincia de Granada, su receta nació en Santa Fé, donde se elabora artesanalmente este exquisito dulce desde hace siglos. Se dice que su nombre se lo puso su creador Ceferino Isla en honor al Papa Pío IX, que se pronuncia pio nono en italiano.

El dulce pionono consta de un tronco de bizcocho emborrachado relleno de crema pastelera y una cobertura de crema tostada, queda una textura blanda y cremosa que se derrite en la boca. Si visitas Granada seguro que podrás comprar este dulce en cualquier pastelería de la provincia, pero si prefieres hacerlo en casa podrás con esta receta, toma nota:

Ingredientes para hacer piononos:

  • Diez huevos
  • 250 Gramos de jarabe de azúcar
  • 500 Gramos de azúcar
  • 300 Gramos de harina de reposteria
  • 500 mililitros de leche
  • 50 gramos de maicena
  • Canela en polvo y en rama
  • Unas gotas de esencia de vainilla

Elaboración de los piononos:

Preparamos la crema pastelera con 500 ml de leche, tres yemas de huevo, 50 gramos de maicena y 80 gramos de azúcar. Calentamos la leche con canela en rama y una cascara de limón y antes de que empiece a hervir retiramos del fuego y se le quita la canela y la cascara de limón. En un recipiente hondo mezclamos las yemas de huevo con el azúcar y la maicena, removemos y ablandamos la mezcla poco a poco con la leche hasta obtener una crema y lo calentamos un poco hasta que espese. Guardamos la crema en la nevera para que se enfríe antes de usarla.

Para hacer el bizcocho del pionono montamos las claras de diez huevos a punto de nieve, se le añade el jarabe de azúcar aromatizado con unas gotitas de esencia de vainilla y la harina tamizada con canela. Se amasa y se estira con un rulo sobre una base de papel vegetal engrasado con un poco de mantequilla para que no se pegue la masa. Se mete en el horno precalentado y se deja cocer a baja temperatura durante 20 minutos.

Cuando esté listo el bizcocho lo sacamos y le untamos la crema pastelera por encima, se enrolla hasta que quede un rollo fino relleno de crema y lo cortamos en trozos de pocos centímetros. Ponemos los rollitos bocarriba y le ponemos un gorrito de crema de yema y se quema por encima con una plancha quemador, o un soplete de cocina. Para terminar emborrachamos un poco el bizcocho, se emborracha con una reducción de agua, azúcar y un chorrito de anís dulce aplicándola alrrededor con una brocha.

La crema de yema para el gorrito se prepara en un cazo con un litro de agua, medio quilo de azúcar, y una rama de canela. Ponemos a hervir el agua y cuando tenga textura de jarabe se le quita la canela, se añaden las yemas de diez huevos montadas. Se reduce la crema a fuego lento removiendo y se retira antes de que hierva.

Dejar respuesta