Barrio de la Villa

Priego de Córdoba es la ciudad barroca por excelencia. Situada sobre el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, esta hermosa ciudad cordobesa forma parte de la Ruta del Califato. Caminando por las calles y plazas de Priego de Córdoba se alzan grandes palacios e iglesias que fueron construidas durante el Siglo XVIII por los arquitectos más ilustres de la época, por ello se la conoce como la joya del barroco cordobés.

Priego de Cordoba

También se conoce a Priego de Córdoba como la ciudad del agua por la multitud de arroyo y manantiales que abastecen al lugar del agua que corre por sus fuentes. Desde los bellos miradores de Priego de Córdoba se vislumbran las maravillosos paisajes  de olivos que rodean la ciudad, y es que este lugar también es famoso por su aceite de oliva que posee la denominación de origen.

La historia ha dejado en Priego de Córdoba monumentos históricos desde época romana, su gran patrimonio monumental se reparte por un caserío blanco andaluz que tiene más de 30 bienes catalogados como Patrimonio Histórico Andaluz.

En el casco antiguo de Priego de Córdoba sobresale el Barrio de la Villa que fue declarado Conjunto Histórico-Artístico. Uno de los barrios más antiguos de origen medieval y andalusí, perfuman sus calles estrechas las flores que dan color a las fachadas blancas de sus casas que comparten arquitectura con el Albayzín de Granada o la Judería de Córdoba. Destacan sus plazas presididas por fuentes y macetas, como la Plaza de Santa Ana, la Plaza de los caballos, o la Plaza de San Antonio que se encuentra escondida tras un callejón.

Iglesia de la Asunción

Se sitúa junto a la Plaza de San Antonio la principal iglesia de Priego de Córdoba, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción fue levantada durante el Siglo XVI en estilo gótico y renacentista, pero fue posteriormente adaptada al estilo barroco, por lo que sus muros, bóvedas, pilares y arcos se decoraron de yeserías vegetales y geométricas.

En su interior se encuentra la Capilla del Sagrario, considerada una de las obras maestras del barroco español por su gran riqueza decorativa, fue realizada durante el Siglo XVIII por Francisco Javier Pedrajas. La ilumina una cúpula gallonada ricamente decorada que deja entrar la luz por sus ventanales.

Esta capilla también posee un gran tabernáculo con esculturas de los cuatro evangelistas y escenas del Nuevo Testamento talladas en mármoles grises y rojos por Manuel Garnelo y Alda, y que se colocó en el centro de la Capilla del Sagrario en 1921.

También es digna de admirar la Iglesia de la Aurora, mucho más pequeña ya que fue construida sobre la ermita de San Nicasio durante el Siglo XVIII por San Juan de Santaella. Su portada barroca de mármoles tallados, su retablo y su camarín barrocos están ornamentados con los movimientos ondulantes de las yeserías, pinturas murales y esculturas.

Balcon del Adarve

Las calles del Barrio de la Villa nos conducen al Balcón del Adarve, uno de los mejores miradores de la ciudad abierto al paisaje de la vega. Se encuentra a unos 55 metros de altura sobre los restos de la antigua muralla que da a un acantilado, por este bello paseo se distribuyen tres fuentes de las que emana el agua que se escucha en todo momento. En uno de los extremos del Adarve se encuentra el Paseo de Colombia, un hermoso parque con jardines y fuentes.

Corona la parte más alta del Barrio de la Villa el castillo, una fortaleza árabe de planta rectangular protegida por torreones. En la plaza de armas destaca la torre del homenaje, de planta cuadrada y con tres cámaras abovedadas, la planta superior posee ventanas de doble arco de herradura sobre columnas de mármol, ya que sirvió de vivienda. El castillo fue renovado por la orden de Calatrava durante los Siglos XIII y XIV.

Otra de las paradas barrocas en Priego es el Hospital de San Juan de Dios fue fundado en 1637 y comenzó a tomar tintes barrocos a partir de 1696 junto con la construcción de su iglesia bajo las manos de maestros barrocos como Francisco Hurtado Izquierdo, Sánchez de Rueda, Pedrajas y Santaella.

Fuente del Rey

La ciudad del agua está repleta de fuentes, pero el emblema de Priego es la Fuente del Rey que fue declarada Monumento Nacional, inmensa fuente escultórica esculpida por Remigio del Mármol en estilo barroco y terminada el año 1803, posee tres estanques en los que vierten agua 139 caños. Muy cerca encontramos la Fuente de la Salud, también declarada monumento nacional, fue construida en el Siglo XVI por Francisco del Castillo que talló maestrosamente sus mármoles en estilo manierista, en su decoración destaca en el centro la imagen de la Virgen de la Cabeza.

2 Comentarios

Dejar respuesta