parque natural sierra de hornachuelos

El Parque Natural Sierra de Hornachuelos es uno de los parajes más inexplorados y puros de toda Sierra Morena. Su extensión consta de 67.202 hectareas entre los que se incluyen el pueblo cordobés que le da nombre, Hornachuelos, y también Almodóvar del Río, Posadas y Villaviciosa. Forma parte de la Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena junto con la Sierra Norte de Sevilla, la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche.

Flora y fauna

Parque Hornachuelos

Este gran parque natural contiene en su paisaje de suaves relieves encinas, alcornoques, acebuches, algarrobos y bosque mediterráneo, sus cerros son redondeados y por sus praderas corren ríos de agua clara que alimentan a los animales que habitan en él. Los suelos oscuros donde predomina la pizarra forman montañas y montes bajos que alcanzan entre los 200 y 700 metros de altitud bajo los cuales se forman bellas dehesas.

De su fauna destacan importantes poblaciones de buitre negro y leonado, águilas reales, imperiales y perdiceras, y cigüeñas negras. Las nutrias, ciervos, meloncillos y el jabalí pueden apreciarse y el lince ibérico, que se encuentra en serio peligro de extinción, encuentra en este parque natural uno de sus últimos refugio.

la berrea

En otoño el paisaje se vuelve un espectáculo, ya que el verde de los árboles comienza a teñirse de colores dorados y rojizos, además los ciervos comienzan la época de celo, pudiendo escucharse la “berrea” de los machos y sus luchas por conseguir a las hembras.

Los ríos que recorren el parque natural

Embalse del río Bembézar

La mayor parte del Parque Natural de Hornachuelos lo atraviesa el cauce del río Bembézar, desde su nacimiento va excavando en los verdes valles hasta que se une con el río Guadalquivir. En el extremo oriental lo recorre el río Guadiato y en su extremo occidental lo hace el río Retortillo, todos los cauces de estos ríos están regulados por sus respectivos embalses. En sus riberas los sauces y fresnos con lianas y los alisos, hiedras y majuelos se riegan con su cauce y alcanzan alturas gigantescas.

Hornachuelos y San Calixto

Hornachuelos se sitúa entre dos barrancos sobre las montañas más altas de Sierra Morena y forma parte del Parque Natural Sierra de Horchachuelos, al cual da nombre. Es una pequeña villa monumental cuyas calles empinadas y serpenteantes hablan de su pasado árabe. Posee los restos de la muralla que protegía la villa y del castillo construido durante el siglo VIII en época califal, que defendía este enclave estratégico de Sierra Morena.

Hornachuelos

La Iglesia de Santa María de las Flores es de principios del siglo XVI construida en estilo gótico-renacentista y fue declarada Monumento Histórico-Artístico. En Hornachuelos también se encuentra la Ermita del Salvador, del siglo XVIII, y en las afueras de la villa se sitúa en una montaña junto a la rivera del río Bembézar, el antiguo Convento de Santa María de los Ángeles del siglo XV.

En el corazón del parque natural y a 17 kilómetros de Hornachuelos se encuentra la aldea de San Calixto, que antiguamente fue lugar de retiro para los monjes eremitas y anacoretas. Posee un bello caserío blanco en torno a la Iglesia de Nuestra Señora de la Sierra, además se encuentra en la aldea el Palacio del Marqués de Salinas, y el Convento de las Carmelitas Descalzas, que siguen elaborando en el lugar exquisitos dulces artesanales que venden a los visitantes.

Dejar respuesta