Una de las cosas que no le falta a Andalucía son monumentos, historia y arte, y es que podemos encontrarlos en cada una de sus esquinas, estemos en cualquier ciudad o cualquier pueblo, debido a todas las poblaciones que han pasado por nuestro territorio andaluz. Es por ese mismo motivo por el cual tenemos mucho que conocer de cada una de las provincias andaluzas, y hoy vamos a hacerlo.

Vamos a hablar de uno de los lugares más famosos en todo el mundo, una verdadera obra de arte, la Catedral de Granada. En Granada es imposible aburrirse debido a la cantidad de sitios que debemos visitar y conocer, incluyendo los bares de tapas, pero hoy vamos a centrarnos en este edificio.

La Catedral de Granada está considerada como uno de los mejores, por no decir el mejor, edificios de la arquitectura del Renacimiento en toda España y en Europa. Se estudia en el mundo entero, y no es de extrañar, ya que además de arte, tiene historia.

La Catedral granadina fue construida en uno de esos períodos de transición en los que encontramos una arquitectura magnífica, en concreto fue en la transición del arte Gótico al arte del Renacimiento, y es por eso por lo que podemos encontrar un poco de cada arte, aunque predomina el Renacimiento en gran parte del edificio, lo que hace que podamos distinguir más fácilmente la etapa gótica.

¿Qué destacar de esta catedral? Pues todo, y es que debemos conocerla de arriba hacia abajo, no os decepcionará. Esculturas espectaculares, vidrieras relucientes, pilares magníficos…, sencillamente espectacular, aunque lo que verdaderamente nos deja boquiabiertos es la Capilla Mayor, es espléndida y, además, cuenta con obras de Botticelli y de Van der Weyden, dos grandes pintores de la época.

Por último, debemos visitar, dentro de la Catedral de Granada, la Capilla Real y la Cripta, un lugar bastante turístico, ya que en ella se encuentran las tumbas de los conocidos Reyes Católicos, de la reina Isabel y del rey Fernando, dos figuras muy importantes en la Historia de España. Allí mismo también podremos encontrar, al lado de ambas tumbas, a Juana I de Castilla, conocida popularmente como Juana la Loca, y a su marido Felipe el Hermoso.

Ciertamente esto es lo que más impresiona, ya que no todos los días puede una persona tener delante los cadáveres de grandes figuras de la historia.

Así que nada, os animo a todos a que vayáis a Granada y visitéis su Catedral, entre otros lugares que iremos conociendo cada día.

1 Comentario

Dejar respuesta