Fabrica de la Luz en Canillas de Albaida Cascada

Alejándonos del núcleo urbano de Canillas de Albaida y adentrándonos en en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, nos topamos con la antigua Fábrica de la Luz. Más que una fábrica, una gran área recreativa y de descanso que se ha convertido en un santuario para miles de habitantes de la comarca y de buena parte de Andalucía.

Este gran espacio natural es un gran atractivo no sólo para los habitantes del pueblo malagueño, sino también para grupos y concentraciones de todo tipo que tienen lugar en Granada y Málaga. En muchas ocasiones se organizan rutas que recorren parte de la Axarquía de Málaga, teniendo la Fábrica de la Luz como punto de visita obligatoria.

La antigua fábrica de la luz

Fabrica de la Luz en Canillas de Albaida Casa

Hablar de la Fábrica de la Luz es hablar de un gran conjunto natural rodeado de bosque y abrazado por un río de abundante caudal, que nos ofrece no sólo cascadas de más de un metro de altura como la que tienes en pantalla, sino además piscinas naturales que en cuanto llega el buen tiempo son visitadas por decenas de turistas diariamente que se dan un chapuzón y disfrutan en este lugar de acampada de un magnífico día. Ya sea en grupo de amigos, en familia o en pareja.

Cuando bordeamos parte de la sierra tras escapar del núcleo urbano de Canillas de Albaida hasta llegar a la fábrica, nos encontramos con unas ruinas y una amplia zona de aparcamiento para visitantes. Las ruinas de la fábrica se instalan al borde del río y tras el paso de las diversas cascadas y “pozas” naturales. Detrás de este parking encontramos una antigua casa que data de más de cincuenta años de antigüedad, la cual está cerrada y permanece en silencio y solemne ante el paso diario de turistas. Es importante recordar que a mediados de los años cincuenta e incluso más atrás, la función de este entorno era muy importante tanto para Canillas de Albaida, como para el municipio de Árchez. Tanto por la electricidad, como por la distribución de madera ya que estamos ante un antiguo aserradero.

¿Una barbacoa? ¡Perfecto!

Fabrica de la Luz en Canillas de Albaida Barbacoa

Fabrica de la Luz en Canillas de Albaida Picnic

La Fábrica de la Luz es un lugar perfecto para pasar el día de picnic e incluso de hacer una barbacoa para comer o cuando atardece. Al ser una zona de acampada controlada, según la época del año y las condiciones ambientales se puede hacer una barbacoa en cualquiera de sus numerosos pilares adaptados para ello, como podéis ver en la fotografía. Junto a estos grandes soportes de obra y de puro estilo rústico hay instalados merenderos, bancos para familias…

Hay varias zonas preparadas para comer, delimitadas por diferentes alturas y también por piedras y barandas, separando incluso dos zonas de barbacoas para que en caso de gran afluencia de turistas, no haya problema en pasar un gran día.  Todas las zonas están conectadas a los espacios de acampada, que están a un nivel superior y por el cual se accede en un camino alterno a la entrada habitual a este espacio natural. Dichas zonas de acampada cuentan con un gran espacio delimitado por árboles de gran altura que ofrecen cobijo ante el duro Sol de verano. En dicha zona (visible en la galería de fotos) se suelen instalar las tiendas de campaña cuando llega el verano y los turistas más aventureros pasan la noche en la fábrica. Existen también zonas de lavabos e inodoros disponibles al público.

 Naturaleza e historia en estado puro

Fabrica de la Luz en Canillas de Albaida Rio

Fabrica de la Luz en Canillas de Albaida Escaleras

Si hay algo que realmente nos fascine de la Fábrica de la Luz en Canillas de Albaida, es la tremenda expectación que genera a todo aquel que la visita. El conjunto es único, y es que nada más llegar la tranquilidad que se respira, propia de una zona de montaña, nos da una sensación de paz total. Al estar rodeada de montañas y de bosque, el Sol no suele golpear directamente en verano durante muchas horas, lo que permite un entorno fresco durante épocas de calor. En conjunto con la imagen propia de un parque natural, las ruinas de la antigua fábrica y de su entorno están muy palpables y en ocasiones, aún usables a día de hoy.

El mejor ejemplo que podemos poner es esta fotografía de las escaleras que dan paso a las cascadas y al río en la zona baja. Datan a principios de los años veinte del siglo pasado, con un antiguo muro de la época y de roca que tiene una fecha inscrita… año 1935 (visible en la galería de fotos) Estas escaleras aún se conservan en muy buen estado. De la antigua fábrica no queda más que las paredes y algunos recuerdos y extraños agujeros en el suelo, no hay techo. Su porte impresiona y se muestra tenue a pocas decenas de metros de las zonas donde se puede acampar y comer. En épocas de frío y en invierno, su afluencia de visitantes baja drásticamente y a menos que sea fin de semana y haga buen tiempo, suele haber muy poca “vida”.

A continuación te ofrecemos una galería con más de setenta fotografías, donde hemos tratado de recopilar lo mejor de este precioso lugar en un entorno natural y amigable, punto de peregrinaje para todos los habitantes de la Axarquía.

1 Comentario

Dejar respuesta