Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Comares es un pequeño pueblo de origen morisco situado a 703 metros de altitud sobre el nivel del mar. Forma parte de la Ruta del aceite, el vino y la pasa, productos estrella de esta ruta que se producen en Comares, junto a las almendras.

Desde Vélez-Málaga se aprecia claramente su caserío blanco en lo alto de un cerro, desde el que se divisa gran parte de la Comarca de la Axarquía de Málaga, es por ello que lo llaman el balcón de la Axarquía.

Comares, el pueblo de los balcones y calles moriscas

A Comares se accede partiendo de Vélez-Málaga si cogemos la carretera en dirección Riogordo y cogemos el desvío hacia Comares, una carretera de montaña de unos siete kilómetros que nos llevará a este hermoso pueblo.

Muy cerca de la monumental entrada de Comares se encuentra la plaza Balcón de la Axarquía, en la cual se encuentran casas históricas como el Molino de los Abuelos, el ayuntamiento, y un gran balcón mirador con vistas de la Axarquía y los acantilados de piedra sobre los que crece el caserío.

Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Sus calles hablan de su pasado árabe, del cual quedan algunos vestigios como el Castillo de Comares, del que solo quedan algunos restos en su parte más alta. Se encuentra también junto castillo uno de los más bellos miradores del pueblo, con vistas a las montañas y pueblos de la Axarquía occidental y la costa de Vélez. Junto a este bello balcón mirador se encuentra el cementerio, en el cual se conserva la antigua aljibe árabe, y que también posee una de las vistas más privilegiadas del lugar.

Si seguimos las huellas de cerámica que nos conducen hacia el casco histórico encontraremos fácilmente la Iglesia de la Encarnación construida en el Siglo XVI en estilo mudéjar, sobre la antigua mezquita árabe.

Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Las huellas de la ruta por el casco antiguo nos conducirán también a la Plaza de los Verdiales, donde se cantan y bailan los verdiales y fandangos más típicos de Málaga, que todavía hoy en día forman parte del folklore de Comares. En esta plaza encontraremos un gran mosaico de cerámica comareña donde se ilustran los verdiales y otros que homenajean a estas pandas de verdiales, además de la escultura de un verdialero con una pandereta. Este nostálgica plaza también es un balcón mirador que nos ofrece unas vistas estupendas del casco histórico y el castillo.

Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Fiestas de Comares

A mediados de julio es la Feria de los ventorros, el último fin de semana de agosto Comares celebra su feria, el 7 de septiembre la noche de las candelas, y el sábado en torno al 13 de enero sacan en romería a su patrón San Hilario de Poitiers, fiesta declarada de singularidad turística provincial.

Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Pero sin duda su fiesta más característica es la Festival de los Verdiales, cada 23 de julio los comareños cantan en la Plaza Balcón de la Axarquía sus típicos verdiales. Los verdiales de Comares proceden de antiguos romances moriscos que inspiraron la creación de nuestro actual flamenco, creando incluso sus propia variedades de verdiales “estilo Comares”, “estilo Montes” y “estilo Almogía”.

Las pandas de verdiales de Comares son de las más importantes de Málaga al conservar magistralmente nuestra cultura folklórica y compartirla en todas sus fiestas y las de muchos pueblos donde esta tradición ancestral se está perdiendo.

Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Comares, balcón de la Axarquía de Málaga

Dejar respuesta