Baños de la Encina

Baños de la Encina

Baños de la Encina es un pueblo de Jaén que se encuentra sobre una loma en las faldas de Sierra Morena, a 53 kilómetros de su capital. Ha sido declarado conjunto histórico artístico y Bien de Interés Cultural este pequeño pueblo rodeado de campos de olivares que destaca en el paisaje por el inmenso castillo milenario que corona la villa, donde vivieron muchos grandes monarcas.

Por su gran historia y legado artístico Baños de la Encina se encuentra dentro de muchas rutas turísticas: la Ruta de los Castillos, la Ruta de las Batallas, la Ruta del Renacimiento y la Ruta Andalusí. 

Castillo Baños de la Encina

El castillo de Baños de la Encima, conocido como Castillo de Burgalimar, es uno de los más antiguos de toda Europa y de los mejor conservados de España, por lo que fue declarado Monumento Nacional en 1931.

Esta gran fortaleza musulmana fue construida en el Siglo X por el califato omeya, se conservan en perfecto estado sus grandes murallas y catorce torres defensivas, más la decimoquinta Torre del Homenaje que fue construida por los cristianos tras la reconquista.

Baños de la Encina Jaen

En su casco histórico repleto de palacios y casas señoriales construidas entre los Siglos XVI y XVIII resalta en la plaza la Iglesia de San Mateo Apostol, de estilo gótico y manierista con un campanario de tres cuerpos rematado por pináculos. En su interior destaca la pintura del Sagrario que pintó Murillo.

Conserva en pié este pueblo tres ermitas; la Ermita de la Virgen de la Encina, situada entre un campo de olivos justo al lado de la encina donde se dice que se apareció la virgen a un labrador del lugar. Esta ermita data del medievo y fue restaurada en el Siglo XVII.
Un kilómetro antes de llegar a esta ermita se encuentra la Ermita de Jesús del camino, el primer domingo de mayo se lleva a cabo la romería a esta ermita, y el segundo domingo de mayo la romería hacia la ermita de la Virgen de la Encina.
Y por último la Ermita del Cristo del Llano que destaca por su gran camarín barroco.

En la parte alta de la villa encontramos un antiguo molino de viento del Siglo XVIII recientemente restaurado y que actualmente alberga un museo. Y en la parte baja baña las faldas de Baños de la Encina el Embalse del río Rumblar, también conocido como la “playa de Jaén”.

Y para los amantes del senderismo y/o la arqueología en este lugar tan milenario no podían faltar las rutas arqueológicas.  En lo alto de una loma cercana subiendo por el Río Rumblar encontraremos el Poblado de Peñalosa donde se hallan restos de un poblado de la edad del bronce

Fiestas de Baños de la Encina

El 2 de febrero se celebra la Fiesta de la Candelaria donde se queman las ramas restantes de la tala de los olivos para cantar y bailar alrededor de las grandes hogueras repartidas por todas las calles.

En mayo como ya hemos comentado se celebran los días de los patronos, la romería en honor a Nuestro Padre Jesús del Camino el primer domingo como antesala de las fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de la Encina que culminan el segundo domingo de mayo con la romería en honor a la Virgen.

El segundo fin de semana de Agosto (siempre en torno al 15 de agosto) se celebran las Fiestas del Emigrante, donde todos los que emigraron de Baños de la Encina vuelven a su tierra a festejar con los suyos y sacan en romería a su patrona la Virgen de la Encina. En estas fiestas se podrán degustar sus típicas migas en el concurso de migas que tiene lugar en la Explanada del Santo Cristo.

Y en la Festividad de Todos los Santos los lugareños suelen irse a los cortijos a pasar varios días de caza y disfrutar bebiendo y bromeando junto a sus familiares y amigos.

Además por su maravilloso enclave medieval Baños de la Encina alberga bastantes fiestas medievales en torno a la plaza del pueblo y el castillo.

Dejar respuesta