Aunque todos los rincones de Andalucía son pequeños tesoros, hay unos que son más que otros, esto siempre ha sido así. Este es el caso del pueblo del que vamos a hablar hoy, que se considera una pequeña joya de todo el territorio andaluz, y es que no olvidéis que Andalucía es una de las Comunidades Autónomas con más extensión.

Pues bien, este pueblo del que hablamos, esta pequeña joya, está situada en Jaén, en una suave colina rodeada de olivares y campos ceralícolas. Se trata de Baeza, un pueblo situado a 50 kilómetros, aproximados, de la capital de la provincia, que ya hemos comentado que es Jaén. 

 

Baeza es un pueblo agricultor en esencia, y es que todos sus habitantes, llamados baezanos, viven de la agricultura (ya sea de la cebada, del vino, el aceite o las hortalizas), pero también viven de la cría del ganado de tiro, de la industria (aguardiente, jabón y fábricas varias) y, últimamente, del turismo, ya que son muchas las personas que se dirigen hacia Baeza por haber estado Antonio Machado, el escritor y poeta, dando clases en este pueblo.

¿Qué destacar de Baeza? Pues, principalmente, se destacan las tapas y los vinos del pueblo, aunque no se queda atrás el resto del pueblo, desde los pueblerinos hasta sus calles históricas.

Hablando un poco de la historia de Baeza, Biatia fue el topónimo en tiempos de Roma y Bayyasa en la época musulmana de Andalucía. En estos períodos Baeza no destaca demasiado, fue en el siglo XVI cuando este pueblo empezó a florecer en todas las Artes, especialmente en las letras, ya que se fundó la Universidad.

Pero no son las letras lo único que envolvió a Baeza, y es que la arquitectura siempre ha sido espléndida, y es por eso por lo que la que se conserva ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, por ser uno de los conjuntos arquitectónicos más notables de toda España, que no es poco.

Por último, destacamos, arquitectónicamente, la plaza del Pópulo, que está presidida por la fuente de los Leones. La Universidad es otro de estos puntos y fue creada en 1542, siendo una de las primeras que se fundó en nuestro país.

Así que nada, si pasáis por Jaén, acercaos a Baeza, tomad una tapa, un vino y disfrutad de sus calles, un placer inigualable.

1 Comentario

Dejar respuesta