frigiliana-dia-miel-de-cana-1

Ayer domingo se celebró por primer año en Frigiliana el I Día de la miel de caña, una festividad local en honor al jugo de la caña de azúcar (miel de caña tradicional), parte fundamental de la industria del pueblo malagueño durante siglos, y que ayer cobró una gran expectación.

La festividad atrajo a miles de personas que llenaron Frigiliana y disfrutaron de una fiesta que ha sido una sorpresa para todos nosotros. La promoción de un producto tan típico como la miel de caña se transformó en una fiesta que duró desde casi primera hora de la mañana, hasta el final del día. Nosotros estuvimos allí, y te presentamos un pequeño resumen y una galería de fotos para que, estuvieses o no, disfrutes del que ha sido un día increíble.

Fiesta flamenca

frigiliana-dia-miel-de-cana-8

A los pies de la fábrica de miel de caña (única en Europa en activo) que Frigiliana posee desde hace más de 400 años, se instalaron numerosas carpas donde se pudieron degustar productos típicos de la zona todo ello, por supuesto, con la miel de caña como principal ingrediente. Batatas, buñuelos, patatas, tortitas de bacalao… un gran manjar para que todos lo degustasen de forma gratuita.

Junto a estas carpas, se instaló un tablao donde centenares de personas presenciaron los numerosos bailes y cánticos que estuvieron presentes desde las 11 de la mañana hasta que prácticamente se fue el sol. En ocasiones bailes y cantes flamencos muy emocionantes, con protagonistas como las que te presentamos en la fotografía superior.

De visita a la fábrica

frigiliana-dia-miel-de-cana-6

frigiliana-dia-miel-de-cana-2

Una de las principales actividades organizadas por el Ayuntamiento de Frigiliana y la dirección de la fábrica de miel de caña, han sido visitas guiadas divididas en dos partes, por la zona del interior y la sala de maquinaria, y en la parte trasera de la fábrica donde se han podido ver los motores y un pequeño museo con parte de la historia que posee tanto la fábrica, como los negocios llevados allí a cabo. Quiero destacar que ambas visitas guiadas han sido de manera gratuita y durante toda la mañana, mientras que por la tarde y al haber menos gente, se han abierto las puertas de manera generalizada.

En la primera visita nos deleitaron antes de nada con una degustación de pastas típicas y de diversos obsequios de miel de caña, incluyendo un pequeño botecito de cristal y sobres promocionales. Todo un detalle. Más adelante, pudimos ver la antigua iglesia (unida en el interior de la fábrica) y que es de las partes más antiguas de toda la construcción, que originalmente data del Siglo XVII y XVIII. Tras la iglesia se dio paso a la sala de motores y por donde hacía el recorrido mayoritario las cañas. Cabe destacar las enormes máquinas y reductoras (que podéis ver en la galería de fotos más abajo) utilizadas.

frigiliana-dia-miel-de-cana-3

Otro de los interesantes aspectos de esta fábrica, de los cuales están en funcionamiento, es la planta de producción que está en un nivel inferior a la sala de máquinas. En esta sala es donde se embotella la miel de caña de Nuestra Señora del Carmen, la marca de los botes con etiqueta amarilla y que seguramente conozcáis de toda la vida (en la galería también podéis ver más fotos de este proceso).  En esta imagen superior, podemos ver la máquina de embotellado con el operario al cargo, que también es el encargado de introducir todos los botes de cristal que van llegando en palés.

frigiliana-dia-miel-de-cana-5

En la segunda visita guiada uno de los aspectos que más nos sorprendió fue uno de los antiguos motores utilizados, a carbón y que originalmente fue pieza clave de un buque naval. Tal cual fue desarmado y desmantelado, se instaló este enorme motor (puedes verlo en la galería) que hoy yace junto a uno de nuestra época y que funciona con diésel. Renovarse o morir, por supuesto.

Junto a esta sala está el museo donde entre otras piezas y herramientas utilizadas por los operarios, existen diversas piezas únicas y de gran valor como esta antigua tapa, con la imagen de Nuestra Señora del Carmen como protagonista. Además, también se pueden ver fotos históricas tomadas en la fábrica y muchos elementos de antigüedad, como una carta redactada a máquina de escribir del año 1.951. No quiero pasar por alto que en esta segunda visita, en lugar de pastas típicas se obsequió a todo aquel que quiso con zumo de caña de azúcar.

Una fiesta que volverá

frigiliana-dia-miel-de-cana-7

El I Día de la miel de caña en Frigiliana ha sido un rotundo éxito, esto nos quedó claro desde el momento en el que pudimos disfrutar de ella. La amabilidad de las gentes, la multiculturalidad presente y una fiesta preciosa en un entorno natural impresionante. Tiene todo lo necesario para convertirse en la segunda festividad más importante del año después de la irremplazable Fiesta de las Tres Culturas. Si no has podido asistir este año no te preocupes, puesto que con total seguridad el año que viene se volverá a repetir.

Galería de fotos del I Día de la miel de caña en Frigiliana

Dejar respuesta