Archez Ruta Mudejar

En la Axarquía de Málaga se conservan muchos vestiguios de la dominación musulmana, por lo que es de cita obligada la Ruta del Mudéjar compuesta por los pueblos de Árchez, Corumbela, Daimalos, Sedella, Salares, Canillas de Aceituno y Arenas.

Comenzamos la Ruta Mudéjar en Árchez, un pequeño pueblo blanco junto el río Turbilla con mucha historia entre sus empinadas calles de estilo árabe.Árchez es un pueblo que está muy adentrado en la montaña, para llegar a él cogemos en la Autovía del Mediterraneo el desvio de Algarrobo, unos 15 kilómetros más arriba y una vez pasado Sayalonga encontraremos el Cruce de Árchez, en el que nos desviaremos hacia la izquierda siguiendo el cartel del inicio de la Ruta Mudéjar. Si nos pasamos el desvio no importa porque llegaremos a Cómpeta y si seguimos llegamos a Canillas de Albaida desde donde bajaremos unos kilómetros y daremos con Árchez.

Archez

Este pequeño pueblo tiene poco más de 400 habitantes, en su escueta Plazuela Mudéjar se alza la joya de esta ruta; el alminar mudéjar mejor conservado de la provincia. Dicho alminar data del Siglo XIV y pertenecía a la antigua mezquita sobre la cual se construyó la actual Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, que todavía conserva su decoración de ladrillo.

Alminar mudejar Archez

Su alminar de 15 metros de alto es de estilo almohade, su cuerpo inferior decorado con paños de sebka se separa por una fila de azulejos  policromados del cuerpo superior, decorado con ladrillo rojo y arquillos ciegos apuntados y entrelazados que recuerdan a los de la Giralda. El último cuerpo es un campanario cristiano con campanas que tienen una leyenda, pues se dice que en una de las campanas cayó una lagartija mientras se fabricaba, por lo que los solteros que subieran al campanario y la tocaran en el plazo de un año encontrarían el amor.

Este alminar de época similar al alminar de Salares ha sido comparado con alminares del norte de África como el de Tremecén o la Kaaba de Túnez, y fue declarado monumento histórico-artístico en 1979.

Aunque es pequeño este pueblo posee varios restaurantes donde poder degustar la gastronomía típica de Árchez. Se caracteriza por usar los productos de la axarquía y los platos de tradición árabe; el potaje de hinojos con arroz, las migas de pan con sardinas, las tortillas de bacalao con miel de caña y los roscos de vino del terreno son sus platos estrella.

Fiestas de Árchez

Las ferias del lugar son a principios de agosto en honor a Nuestra Señora de la Encarnación.

Desde hace un siglo Árchez celebra en junio el día del corpus, conocido como la Noche Andaluza, donde procesionan por la mañana al Santísimo y durante la noche se realizan actos deportivos, culturales y bailes del folklore andaluz.

Pero su fiesta más popular es sin duda el día de San Antón, que se celebra el primer domingo de febrero para pasear al santo en una carreta de bueyes hasta el cruce de Corumbela donde se bendicen a los animales. A mediodía se reparte la gran paella popular a orillas del río turbilla donde se celebra con música en vivo hasta el anochecer.

3 Comentarios

Dejar respuesta