Miel de Abeja

Andalucía es la comunidad autónoma productora de miel por excelencia, liderando el ránking como principal productor en Europa año tras año. La cultura de la apicultura es muy arraigada en nuestra tierra desde hace siglos, nuestro clima cálido y variada vegetación son piezas clave para que se produzcan en Andalucía las mejores y más variadas miel.

Abejas polinizando

La miel es un producto 100% natural producido por la abejas y recolectado por los apicultores en colmenas repartidas por nuestras Sierras, Parques Naturales, y últimamente cada vez más se ubican en grandes cultivos de frutales para polinizar las flores de forma natural. Las mieles más típicas y abundantes son las milflores, aunque existen numerosos tipos de miel como la de romero, y la de tomillo, famosas por sus propiedades antiinflamatorias y aconsejadas para el cuidado de la garganta y los resfriados. Pero la industria avanza y está creando nuevas variedades con nuevos sabores muy exóticos, entre ellas las de flor de azahar, aguacate, eucalipto, encina y castaño.

Uno de los pueblos conocido por su cultura de miel es el pueblo malagueño de Colmenar, cuyo nombre debe a las colmenas y donde incluso tienen un museo de la miel. También destacan las mieles producidas en el Valle del Genal de Málaga, las Sierras de Cádiz y Granada, esta última poseedora de la Denominación de Origen Protegida “Miel de Granada”.

Denominación origen Andalucía

Huelva lidera el ránking en la producción de miel ecológica en Andalucía, procedente del polen de flores 100% libres de herbicidas y otros contaminantes que abundan actualmente en muchos cultivos. Esta miel onubense procede principalmente del Parque Natural de Doñana y su entorno, en zonas alejadas de los cultivos agrícolas donde emplean productos fitosanitarios. Las mieles que ostentan la “Calidad Certificada” tienen que poseer las características de proceder de Producción Ecológica y estar certificada por organismos acreditados.

La miel es un producto típico andaluz con gran peso en nuestra gastronomía desde tiempos de al-ándalus, ya que nuestros postres de larga tradición histórica incluyen la miel, ejemplo perfecto de ello son los pestiños, y las rosas de miel.

miel-de-abeja

Competencia desleal de las mieles chinas

El principal peligro que acecha a la apicultura nacional son las “mieles falsas” que se venden con el nombre de miel pero en realidad son siropes o glucosas que imitan el sabor y la textura de la miel pero que no tiene nada que ver con la miel procedente de la abeja. Estas mieles proceden principalmente de china pero pueden encontrarse en cualquier grande superficie.

Las mejores mieles siempre serán las que se venden en los pequeños establecimientos y mercados de productos típicos de nuestra tierra, siempre comprobando el país y lugar de origen de la miel, si aparece en la etiqueta.

Las mieles andaluzas destacan por su gran pureza, por lo que en invierno pueden llegar a solidificarse por el frío, pero para lograr que quede más líquida solo hay que calentarla al baño maría.

Dejar respuesta