Algarrobo, Málaga

Algarrobo es un pueblo blanco de la Axarquía de Málaga que tiene su casco histórico junto a la carretera que sube hacia Sayalonga y Cómpeta, a tan solo tres kilómetros de la costa. Su zona costera posee playas que limitan con la Caleta de Vélez-Málaga al oeste y con Mezquitilla al este, ambas son aldeas costeras de origen marinero. Si subimos desde la costa la carretera que nos lleva a su centro histórico descubriremos un pueblo de marcado acento andaluz.

Su caserío blanco se compone de callejuelas estrechas y empinadas de origen árabe que se adaptan al terreno del monte y nos permiten observar la costa desde los lugares más altos de Algarrobo. En las puertas de sus casas podemos distinguir cortinas para poder tener la puerta abierta durante el verano para que entre el fresco y evitar el sol y las moscas. Otra de las peculiaridades de sus calles son los puentes que comunican la calle con las puertas de algunas casas que se encuentran a distintos niveles de altura.

En el centro del casco histórico se alza la Iglesia de Santa Ana que fue construida durante el siglo XVII pero que ha sido recientemente restaurada. En su interior destaca su artesonado en madera de estilo mudéjar y el camarín lateral que data del siglo XVIII.

En la parte alta del pueblo se encuentra una gran plaza mirador con vistas panorámicas al pueblo, su zona costera y el mar. En esta plaza se accede al cementerio municipal y si subimos la rampa que se encuentra junto al cementerio encontraremos un gran jardín repleto de plantas y fuentes que adorna los alrededores de la Ermita de San Sebastián. La ermita fue construida en el siglo XVII y en su interior se alberga la imagen del patrón de Algarrobo, San Sebastián, muy venerado en el lugar.

En los alrededores podemos disfrutar de las hermosas vistas del río Algarrobo y sus parajes siguiendo los numerosos senderos que lo bordéan. En la desembocadura del río en la costa se encuentran viejas atalayas, y varios yacimientos arqueológicos como la Necrópolis de Trayamar, que posee tumbas y restos de asentamientos que datan de época fenicia.

Fiestas y gastronomía en Algarrobo

El torno al 20 de enero celebran las fiestas de San Sebastián en honor a su patrón, al que sacan en procesión por el pueblo. Y el primer fin de semana de agosto es su feria. El primer fin de semana de septiembre es la Noche Flamenca de Algarrobo.

Y en octubre celebran la Quema de Algarrobo el día 11, y en la costa últimamente se celebra la típica fiesta alemana Oktoberfest para promocionar el turismo, ya que en la zona sobretodo costera viven muchos alemanes e ingleses.

De su gastronomía destacan las famosas tortas de aceite de algarrobo, y sus platos más típicos son el ajoblanco, el gazpacho en salpicón, los espetos de sardinas, las cazuelas de pescado con arroz, el potaje algarrobeño, el choto en salsa y el potaje de hinojos. Abundan en Algarrobo los mangos, los aguacates y los higos, estos últimos pueden comerse frescos en verano y secos durante todo el año.

Algarrobo también posee su propio molino de aceite que produce uno de los mejores aceites de  la variedad nevadillo de la Axarquía malagueña.

2 Comentarios

  1. […] Localizado en el corazón de la Axarquía, Algarrobo es uno de los pocos pueblos blancos que compagina el encanto andaluz de un pueblo de montaña con sus fachadas repletas de cal blanca a la par que nos muestra una zona costera propia de lo mejor de la Costa del Sol. Algarrobo es conocido por sus productos y dulces típicos artesanos como las tortas de aceite (únicas en Málaga) y por supuesto el aceite de oliva virgen extra con el sello del pueblo malagueño. Sigue leyendo sobre Algarrobo… […]

Dejar respuesta