Alcala de Guadaira

Alcalá de Guadaíra se encuentra a tan solo diez kilómetros de Sevilla, esta ciudad es también conocida como Alcalá de los panaderos. En la ribera del río Guadaíra se suceden los antiguos molinos harineros, donde se molía el trigo para hacer la harina, principal ingrediente del afamado pan de Alcalá de Guadaíra.

A partir del siglo XVIII Alcalá de Guadaíra comenzó a poblarse de edificios monumentales de estilo barroco, en especial iglesias y monasterios. Es digno de mención el puente romano que cruza el río Guadaíra, llamado Puente de Carlos III, ya que durante su reinado se produjo su total renovación.

Puente Romano Alcala de Guadaira

También es característico de Alcalá el Puente del Dragón, que une la carretera A-92 (Sevilla-Almería) con la A-392 que conduce a Dos Hermanas. Este extenso puente de 123 metros de largo está inspirado en la obra del arquitecto Antonio Gaudí al estar coloreado con trocitos de azulejos.

Parque Natural de Oromana: descubre los molinos

Parque Natural Alcala de Guadaira

Un gran Parque Natural de origen urbano que se sitúa en el margen izquierdo del río Guadaíra, fue declarado Monumento Natural en 2012 por su gran riqueza botánica. Es el lugar perfecto para pasear y hacer senderismo, tiene varias rutas en las que podremos descubrir los antiguos molinos harineros, numerosas fuentes y sendas excavadas en las paredes de piedra. En la parte más alta del parque se ubica la Ermita de San Roque en un privilegiado lugar con las mejores vistas de la ciudad, el castillo, y sus parques.

Ermita de San Roque

El Castillo de Alcalá de Guadaíra

En el Castillo de Alcalá de Guadaíra se han disputado decenas de batallas en defensa de las antiguas fronteras que cambiaban tan rápidamente en aquellos tiempos. En lo alto del Cerro del Castillo se encuentra encaramado este viejo alcázar árabe, construido en época almohade en torno a dos patios y una ancha muralla defensiva. El recinto amurallado del castillo fue uno de los más extensos de Andalucía llegando a rodear el barrio en torno a la Iglesia de San Miguel.

La gran fortaleza conserva sus puertas, torres y baluartes, su torreón más alto se encuentra en el patio de armas y es conocido como la Torre del Homenaje. La decoración del castillo tiene muestras de época almohade similares a las de las torres de La Alhambra granadina.

Puente del dragon Alcala de Guadaira

El Castillo de Marchenilla

Otro bastión defensor dentro del término municipal de Alcalá de Guadaíra es el conocido como Castillo de Marchenilla, situado entre Alcalá y Morón de la Frontera.

Este inmenso castillo es de estilo renacentista, su estado de conservación es excelente, pudiendo distinguirse perfectamente sus torreones punteros, torrecillas y muros almenados. En su interior se halla la capilla de San Isidro Labrador del siglo XVII y un lienzo de la Virgen de Guadalupe. En este castillo también destaca la imponente Torre del Homenaje, de 27 metros de altura, con dos plantas y azotea.

Zona Arqueológica Yacimiento de Gandul

A 6 kilómetros del casco urbano en dirección a Arahal encontramos el yacimiento prehistórico de Gandul. El poblado data de la época calcolítica (hace unos 5.000 años) y conserva importantes enterramientos megalíticos hechos con grandes losas de piedra y excavados bajo tierra. Algunos de estos numerosos enterramientos son visitables y muchas de las piezas encontradas en los enterramientos como ajuares se exponen en el Museo de la Ciudad.

En Gandul también hay vestigios de una ciudad de época ibero-romana y restos de la antigua población de Gandul que está despoblada desde el siglo XIX. Aún se pueden observar en la antigua población el Palacio de los Marqueses de Gandul, una torre medieval que pertenecía a un castillo, varios molinos, la Iglesia de San Juan Evangelista, y la construcción más moderna es la Casa del Concejo que data del siglo XVIII.

Gastronomía

El pan artesano fabricado de forma tradicional en Alcalá de Guadaíra es seña de identidad de la ciudad, se realiza en todas las formas y variedades posibles, y abastece a la ciudad y a sus alrededores. Con el pan podemos mojar en sus guisos y platos típicos como el gazpacho, el sopeao, el cocido con pringá, las sopas de tomates, las espinacas, el arroz con perdiz, las migas y el pescao frito.

Y otra de los atractivos gastronómicos de la ciudad son sus postres, los venden las monjas de Santa Clara y en las confiterías locales. Son típicas de su repostería las bizcotelas, el tocino de cielo, los mantecado de Viena y el postre estrella son las Tortas de Alcalá.

Fiestas de Alcalá de Guadaíra

Tras la cabalgata de los reyes magos y los carnavales llegan la Semana Santa, y en mayo siguen las procesiones al Rocío, las procesiones de las cruces y otras imágenes a lo largo de todo el mes. La última semana de mayo se celebra la feria, el 15 de agosto el día de la patrona Virgen del Águila, y las fiestas del patrón San Mateo con su romería el 21 de septiembre.

Alcala de Guadaira

Imágenes: Turismo de Alcalá de Guadaíra

Dejar respuesta